ANFP Y SU CDF DEPENDENCIA

Por: Germán Pereda
@peredim

Germán PeredaSiempre reclamamos que existen empresas que ejercen prácticas monopólicas, pero sin embargo jamás hemos alzado la voz por el denominado CDF (Canal del Futbol), pues esta estación televisiva, sepa usted, que genera ganancias que triplican a las grandes estaciones televisivas de nuestro país. Y la razón es bien simple, pues la torta es una sola y se reparte de forma bastante desigual, pues los equipos denominados “grandes” se llevan la mejor parte y donde la guinda de la torta es para Colo Colo, los adornos para la universidad de Chile y la crema para la Universidad Católica, el resto se desmenuza entre los equipos de primera A y primera B, donde también hay una gran diferencia entre ambas divisiones. Esta estrategia con la que opera CDF en Chile, en su terminología global se llama “Stand Alone”, maniobra monopólica con la que usted y yo accedemos a ver por televisión nuestro futbol nacional.

Si ahondamos en esta realidad podemos encontrarnos con que el CDF, es de propiedad de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (en un no menospreciable 80%) y del empresario Jorge Claro Mimica (con un lucrativo 20%), como anteriormente lo mencioné, es el único canal que posee los derechos de transmisión audiovisual de los campeonatos organizados por la ANFP, y no presenta competencia alguna, de modo que si algún medio quiere acceder a las imágenes, sonidos o videos de los partidos de esos campeonatos, debe contar con varios “morlacos” bajo la manga.

Si usted no tiene cable debe cruzar los dedos en el caso de Angol, pues de los 3 canales de televisión abierta que llegan a la ciudad, cuando se abre el proceso de licitación de los goles, lo más seguro usted reza a todos los santos para que no sea Chilevisión quien se lo adjudique, porque ahí “sonamos”. Por lo menos por ahora le pertenecen a TVN, así que salvamos “jabonaditos”, de lo contrario tendrá que esperar hasta las 00:00 horas del lunes siguiente, para verlo por el resto de los canales, quienes reciben un compacto editado por los “perilleros” del CDF.

En el caso de la segunda división profesional, este campeonato no recibe aporte alguno por transmisiones, dado que el CDF no transmite partidos. Si lo hiciera, tampoco habría entrada alguna por este concepto, pues por contrato este torneo no forma parte de los beneficiados, es decir, están invitados al cumpleaños, pero tienen que mirar como todos los demás comen de la torta. Es sabido que existe un grupo de presidentes, dentro de Segunda División, quienes se han reunido y le han planteado al directorio presidido por Sergio Jadue, para que un 2% de los excedentes del CDF, potencien económicamente a los 12 clubes pertenecientes a esta división, pero la respuesta ha sido un categórico y rotundo… NO…!!!

Pero este negocio es bastante contra producente con las políticas de estado de nuestro país, dado que la suma de los últimos gobiernos (Bachelet – Piñera – Bachelet) han invertido una gran cantidad de recursos en infraestructura de los estadios de futbol a lo largo de todo nuestro país, en muchos casos, aumentando la capacidad de los recintos deportivos, uno de los mayores argumentos, la realización del Mundial Sub 17 y la Copa América, ambos el año 2015. Pero fíjense que con la campaña publicitaria de los últimos 5 años del CDF ha ocurrido un fenómeno que es realmente preocupante, y es que mientras los clubes reciben su porcentaje por conceptos de transmisión, están perdiendo un porcentaje no menor en la asistencia a los estadios. Si analizamos profundamente esta situación podemos entender algunas fórmulas de esta ecuación:

–         CDF no hace mayores comentarios sobre el público en los estadios, es más casi no se refiere a este tema.

–         CDF Radio, solo muestra lugares del estadio donde hay público, por muy poco que este asista a los partidos.

–         Y la más preocupante de todas, es que CDF difunde el plan estadio seguro, que pertenece a la ley de violencia en los estadios, una de las leyes más cuestionadas y con vacíos legales que ha permitido que la gente se aleje de los recintos, con argumentos restrictivos que le restan al espectáculo y por ende a la cantidad de público que asiste a ellos.

Para que profundizar en la evolución de este canal, que paso de ser CDF, a CDF Radio, CDF Premium y finalmente CDF HD. Cada uno de ellos forman parte de los diferentes productos de este lucrativo Canal, que se va reinventando de acuerdo a las necesidades de los consumidores del futbol, pero que cuenta con la maravillosa característica (para ellos), que en nuestro país no existe competencia alguna que nos permita elegir entre uno u otro, razón por la que los valores que CDF determina que son “el mercado”, nosotros tenemos que pagarlo, porque simplemente no tenemos alternativa.

Ahora, si analizamos fríamente el sistema de reparticiones del CDF, claramente está hecho con un sistema de “pirámide inversa” a lo que hace el resto del mundo, porque mientras los países, y si miramos precisamente el nuestro, El estado se preocupa de inyectar recursos en la pequeña y mediana empresa como una forma de incentivar la economía, generación de empleo y evitar la desaceleración. Pero con el CDF es todo al revés, los chicos y los medianos reciben una migaja, comparado con la tajada que reciben los más grandes. No será hora ya, de que alguien “le ponga el cascabel al gato” y que de una vez por todas, las sumas estratosféricas comiencen a beneficiar a los más chicos y así estos recursos sirvan para que el campeonato sea más atractivo, con equipos más homogéneos y competitivos, para que el futbol sea un espectáculo como lo es en Europa, pues en el viejo continente hace rato entendieron que el futbol es para todos. Estas inversiones pueden servir para que la gente de provincias y regiones se identifique con el club de su comuna, para que las nuevas generaciones sean hinchas de su ciudad y no de equipos “denominados grandes”. Que esta inversión genere un mayor arraigo en lo local, que explote la identidad propia de los cubes, que propicie lideres deportivos que sean una motivación para asistir a los estadios y no figuras televisivas.

El futbol es pasión de multitudes, eso se escucha en todo el mundo, el grito de GOL… es universal, no transformemos el deporte que nos une, que es transversal, que es de gusto desde aquel que más tiene, hasta aquel que no tiene nada. No permitamos, no seamos cómplices de esta máquina denominada CDF, que tal como un cáncer, se está comiendo el espectáculo del futbol por dentro y si no lo detectamos a tiempo, sabremos cuál será su desenlace.